Al vino, vino


Los más mayores de la sala recordarán aquellas tiernas imágenes en blanco y negro de un grupo de niños bebiendo una litrona en el sofá de casa junto al eslogan: ‘Mamá siempre lleva a casa Cruzcampo’. La madre con delantal y botella en mano servía a sus hijos —varones— la merienda; «La cerveza, como usted bien sabe, además de ser una bebida agradable tiene cualidades como la de fortalecer y ayudar a tener un aspecto lozano».

El padre llenándole el vaso al niño; «Dele usted cerveza San Miguel». «El Águila; Familia grande, botella grande». La complicidad de padre e hijo que beben juntos: «Xibeca Damm: La cerveza familiar del buen conductor de hoy… y de mañana!». Pero no solamente las empresas cerveceras intentaban que empináramos el codo desde temprana edad. También los vinos trataban de ganarse el favor de los papis vendiendo las virtudes de encogorzar a los hijos de la posguerra.

Seguir leyendo en Diario de Ibiza

 


 

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.