Dolce far niente


Descubro que esta de los fasters es otra de esas modas incipientes a las que no me apuntaré. Importada —cómo no— de Estados Unidos, arrancó con los podcasts. Con la cada vez mayor cantidad de podcasts que se publicaban, era la única peripecia capaz de mantener al oyente al tanto de todo lo que se cuece.

Pero como esto de acelerar la escucha tuvo tirón, en un pispás se extendió a audiolibros, vídeos de Youtube y, viendo el potencial, se apuntaron hasta las plataformas de televisión. ¿Por qué dedicar cuatro horas a ver ‘Lo que el viento se llevó’ —donde aún no haya sido retirada por racista— cuando puede ‘disfrutarla’ comprimida en solo dos? Eso sí, tendrá que escuchar de carrerilla a Mammy gritando «¡Señorita Escal-lata, Señorita Escal-lata!» y estar pero que muy atento para no pestañear y perderse un beso de esos que te doblan las vértebras de Rhett Butler. ¡A Dios pongo por testigo que jamás volveré a perderme un estreno!

Seguir leyendo en Diario de Ibiza

 

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.