El pasado y todo eso


Me han acompañado unas amigas madrileñas a Ibiza. Me gustaría atribuirme algo de protagonismo en el asunto, decir algo del tipo que ‘me seguirían hasta el fin del mundo’, pero no tengo ninguna prueba de ello. Más bien el mérito lo tiene la isla, que es escuchar las cinco letras y los ojos les hacen chiribitas.

Reconozcámoslo: yo les doy lo mismo. O me quieren, vale, pero por mucho que me esfuerce en llegar puntual a las citas o recordar cumpleaños; en devolver las llamadas y repartir, cuando hacen falta, arrullos y besos, en el top ten de mis virtudes estará siempre mi gentilicio.

«Queremos conocer ‘tu’ Ibiza», repiten ellas y, guarda las uñas, Agencia Tributaria, no se refieren a que tenga hectáreas que haya olvidado declarar en un descuido. Que se puede ser ibicenco y pobre —de hecho, la mayoría de ibicencos que conozco son muy pobres, en dinero—; sino que tratan de camelarme, como si les interesaran sinceramente las historias que les cuento.

Seguir leyendo en Diario de Ibiza

 


 

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.