El regalo del sábado


Tengo que confesar que, para mí, que se haga click en un nombre del móvil y suene su voz, aunque sea en la otra punta del planeta, me parece razonable. Lo que me hacía echar humo por la cabeza era cuando el teléfono iba sujeto a un cable. ¿Cómo? ¿Cómo viajaba la voz por aquel cable desde la pared, por postes de la luz (o de lo que fueran), para llegar a Argentina con solo unos segundos de retardo? Que gritabas: «¿Y vosotros que tal por ahí?» Y esperabas 7, 8, 9? y llegaba un ronco: «Pues nosotros bien. ¿Y vosotros?» Y con susto en la factura a final de mes, pero hablabas. Así funciona esta disfuncional cabeza mía: los satélites los entiendo; los cables, no.

Seguir leyendo en Diario de Ibiza

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.