En Kentucky no hay vino en el supermercado


Llevo días varada en un pueblo tan perdido de Kentucky, que hasta en el propio mapa que me han dado en este motel de carretera, no aparece.

Así que el supermercado me ha parecido una alternativa más que razonable a todos los fast food que malviven de quienes se detienen aquí el mínimo imprescindible para saciar hambre y sueño.

Y porque yo lo valgo, he pensado que la ocasión bien merecía acompañar la cena de pollo frito recalentado de microondas con un vino de la zona y al cruzarme a una oronda reponedora, le he preguntado por el vino.

¿No les ha pasado alguna vez que, tal cual abren la boca, se arrepienten y quisieran devolver todas las palabras al lugar de donde nunca debieron salir? Esa era yo, europea ignorante con mi cestita en la mano. Cuando hay vino, se sabe que hay vino. Cuando hay vino, se ve el vino del mismo modo que es imposible no ver los largos pasillos de azúcar: azúcar en coloridas cajas de cereales, en bollería, chucherías y refrescos.

Seguir leyendo en Diario de Ibiza

 


 

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.