Las rubias


¡Soy rica! Lo sé, lo sé. No debería empezar un artículo así. Me van a llover los pretendientes por un interés absolutamente alejado de mi cuerpo serrano o de este carácter tan chisposo. Ya veréis cómo se llena mañana la sección de Cartas a la directora de solteros que me quieren conocer. Ibicencos de bien, hereus –cómo me ha gustado siempre la palabra hereu–, con tierras en las que poder construirnos el día de mañana una vivienda ilegal porque los metros no dan para más. En fin, lo asumo, pero he de compartir el secreto de mi riqueza, a ver si algún lector puede ir a la oficina del SEPE a decir que renuncia a la prestación del ERTE.

Cada par de horas necesito hacer una pausa del trabajo. En cuanto noto que mi cerebro empieza a centrifugar, alejo el ordenador con gesto de fuera, bicho y, como no fumo, que mis vicios son otros, empleo mi intermedio en algo que rompa completamente con la labor que tengo entre manos. Qué sé yo, ¡trasplantar una maceta! Y ya, luego, puedo seguir un par de horas más que aquí no ha pasado nada.

Pues ayer, recordando un artículo que había leído de que este año sí es el último aviso para cambiar pesetas, pero además, que hemos de estar atentos porque algunas pueden valer una pasta, decidí desempolvar –madre mía, la de mierda que acumulan– todas mis monedas. Me niego a llamarlas ‘colección’ porque aquello es un cajón desastre y un coleccionista de verdad cuida sus tesoros. Pero ahí estaban, llenas de mugre, entre muchas libras, rupias, rublos, pesos, yuanes y bahts, mis pesetas y, sin saber por dónde empezar, vacié sobre la mesa aquella pecunia venida de todo el mundo que bien pude haber creado un punto cero de varias nuevas pandemias.

Seguir leyendo en Diario de Ibiza

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.