Mi futuro marido y turbulencias


Hace unas semanas estaba a punto de aterrizar en mi vuelo Madrid–San Sebastián en plena alerta naranja cuando el avión empezó a sacudirnos como si fuéramos hielo pilé en una coctelera. Nada del otro jueves, que los ibicencos llevamos muchos aterrizajes en aviones de hélices en el cuerpo, pero mi compañera de asiento me dejó claro que no tenía sangre ni vasca ni ibicenca, ambas muy de agradecer cuando vienen turbulencias. De modo que, sin mediar palabra, le tomé de la mano y le hice un chiste que llevo de fábrica para situaciones así: «Tranquila, que hoy no nos vamos a morir. Si lo sabré yo que me voy a casar y aún no conozco a mi marido».

Seguir leyendo en Diario de Ibiza

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.