Morir matando


Paseo por Las Ventas que solo había visto alguna vez desde el coche y me impresiona la magnitud del edificio. Me pregunto si alguna vez mi padre estuvo aquí. Sí en La Condomina en su Murcia natal o en La Monumental de Barcelona, pero ¿Las Ventas? ¿Estarían alguna vez sus pasos donde ahora están los míos? Otra pregunta que escapa en el aire para volver a encontrarnos cualquier otro día en cualquier otra plaza.

Nunca conocí a nadie que amase tanto el mundo del toreo, hasta tal punto que, antes de que naciéramos mi hermano mayor y yo, ya nos había comprado un traje de torero y otro de flamenca. Un hijo torero, quería un hijo torero. ¿Habrá manera más rápida de decepcionar a alguien, simplemente, naciendo? Pero ahí siguen, recibiéndonos en casa nuestras fotos, con los mofletes encendidos, disfrazados mucho más que vestidos. Si jamás me dio por agarrar unas castañuelas, qué os puedo decir de unas banderillas. Yo, que empatizo de tal modo que hasta me duelen los puñetazos en los Simpsons, ¡Me horrorizaba! ¡Huía! De aquellos toros a todo volumen del televisor.

Seguir leyendo en Diario de Ibiza

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.