Nostradamus, ¿qué te he hecho yo?


Aunque los más sensatos habíamos bajado la larga lista de expectativas del año pasado: «viajar, ir al gimnasio, aprender chino, perder kilos, ser millonario, que Brad Pitt se enamore de mí…» a una mucho más humilde: «Sobrevivir», ha bastado que asome un poquito del 2021 para comprobar que esto tiene pinta de ir de Guatemala a Guatepeor.

¿La culpa? ¿Del cambio climático? ¿Del gobierno socialcomunista? No, qué va. De Nostradamus. Ajá. El profeta de los oscuros augurios, el boticario metido a adivino de las calamidades, el influencer de la realeza allá por el siglo XVI que, ya me contarán, el interés de cualquier noble por preguntarle a este señor algo más allá de cómo le va a ir a mi ex.

Pues según sus famosas Profecías —una colección de 6.338 ‘verdades’ que le fueron reveladas por inspiración celestial en formato de cuartetas o grupos de cuatro versos consonantes—, básicamente, salimos muy mal parados. Lo mismito que cuando uno escucha en rueda de prensa a un político en la oposición, solo que en vez de alertarnos de las penurias que nos va a traer este gobierno socialcomunista, del efecto llamada para violadores, o que nos van a quitar nuestras casas para dárselas a sus amigotes, los okupas, Nostradamus nos aterroriza con presagios más atemporales: terremotos, pestes, guerras, envenenamientos, mares teñidos de sangre, lluvias de fuego, y sobre todo, muerte. Mucha muerte.

Seguir leyendo en Diario de Ibiza

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.