Pirómanos


Mientras en España se celebraba el Día de Reyes, en Washington tenía lugar en el Congreso la sesión protocolaria en la que los legisladores debían contar y confirmar los votos del Colegio Electoral, ratificando la victoria del presidente electo, Joe Biden.

A solo catorce días de que finalizara su mandato, el todavía presidente Donald Trump, no iba a ponerlo fácil.

Eran los coletazos finales de cuatro años de gobierno caracterizados por alimentar en redes sociales teorías de la conspiración. Durante los últimos meses centradas en un supuesto fraude electoral sin pruebas y que ha sido rechazado por jueces en todas las instancias. No obstante, su discurso in extremis por la mañana, frente la Casa Blanca, ante una multitud venida de todos los estados hablaba de boicotear el nombramiento de Biden, anunciando que su vicepresidente Mike Pence podía e iba a ‘salvar el país’ —ninguna de las dos era correcta—.

«Nunca nos rendiremos. Nunca concederemos. Vamos a detener el robo. Hemos ganado las elecciones. Si Pence hace lo correcto, ganamos las elecciones, y si no lo hace, será un día triste para nuestro país».

Tras escucharlo, miles de seguidores enfebrecidos —algunos armados—, se dirigieron al Capitolio y lo asaltaron. Por descontado, no hay asalto que se vista de asalto. El mensaje siempre se legitima de ‘hacer cuanto sea necesario’, para salvar la nación de alguna injusticia, de algún mal y qué mayor amenaza podía haber para el mundo que el robo del gobierno de Estados Unidos.

Seguir leyendo en Diario de Ibiza

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.