Pretty Woman


¿Quién no conoce ‘Pretty Woman’? La bonita comedia romántica capaz de edulcorar como ninguna la prostitución aunando dos ingredientes de probado éxito comercial: el sueño americano —que aquí denominamos meritocracia—: «da igual lo pobre que seas; si te esfuerzas, puedes alcanzar la riqueza y el éxito» y el cliché de que «el amor todo lo puede».

Cómo no soñar con ser él, con ser ella, cuando cruza Hollywood Boulevard cabalgando una limusina blanca al son de La Traviatta y trepa por la escalera de incendios con un ramo de rosas rojas mientras ella se suelta el pelo:

«—Y dime, ¿qué ocurrió cuando él subió a la torre y la rescató?

—Que ella le rescató a él».

Fuera de las pantallas este 2 de junio se celebraba el Día Internacional de la Trabajadora Sexual chocando frontalmente con el Día Internacional por el Fin de la Violencia Contra las Trabajadoras Sexuales que tiene lugar el 17 de diciembre. Pero quizá la violencia primera sea la propia denominación de ‘trabajadora sexual’. Un trabajo deja de serlo cuando no se ejerce por propia voluntad y con libertad de decisión. Cuando un trabajador es en realidad un esclavo.

Seguir leyendo en Diario de Ibiza

 


 

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.