Sin


Yo llegué a las plazas por pura casualidad. Estaba en el lado opuesto, al menos en apariencia, de todos aquellos que se manifestaban y se amotinaban en tiendas de campaña. Era empresaria y tampoco me iba tan mal, caramba. Tiempo al tiempo y mi empresa se iría a la mierda como tantas empresas más. La cuestión es que pasaba de casualidad por alguna de aquellas plazas y no por curiosidad, que los empresarios no teníamos tiempo que perder, sino por atajar en vez de bordearla, quizá, empecé a escuchar algunos de los discursos y, de repente, me sorprendí sorprendiéndome de que muchas de aquellas quejas y miedos eran los míos. A pesar de mis talonarios de pagarés y mis declaraciones trimestrales de IVA, era, o ya se veía venir, que sería como ellos.

Seguir leyendo en Diario de Ibiza

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.