Un café y el diario, por favor


A principio de semana, mi cerebro se formatea en esa cosa que escribe estos artículos que el lector tiene entre las manos.

No tengo muy claro de dónde vienen ni si alguna vez van a algún sitio, pero muchas veces, me basta con elevar un poco la cabeza y una idea, una imagen clara de lo que tengo/quiero escribir, llega. En este caso arrancaba con una añoranza nítida: la de tomarme un café en alguno de mis bares favoritos en Ibiza, frente al mar.

Ese ritual de pedir ‘un café y el diario’ y sentarme ante un ventanal que mostrará ahora un mar despeinado con el cielo gris plomizo y la arena llenándose de la hojarasca de posidonia. Así es el otoño ibicenco.

Sin embargo, me interrumpió la noticia maldita —publicada en la cuenta de Twitter del Sindicat de Periodistes de les Illes Balears—, de que el lunes empezará la negociación de un ERE en este Diario de Ibiza que afectará a un 30% de su plantilla y, sucedió entonces que, aquellos elementos de la imagen de mi cerebro formateado, eran los mismos, pero el protagonista de la historia era otro. Ya no era el mar imponente, sino aquel pequeño diario compañero sobre la mesa.

Seguir leyendo en Diario de Ibiza

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.