Una de zombis


Este Halloween nuestros encuentros de brujas, vampiros, fantasmas y enfermeras sexis pero degolladas, quedan limitados a seis criaturas, al menos, en el más acá. Para comunicarnos con el resto tendremos que tirar de las clásicas güijas o las actualísimas videollamadas. No está el horno para bollos ni el 2020 para más fenómenos paranormales, que el año está siendo ya una larga noche de muertos y no hay ristras de ajos ni caramelos en el mundo capaces de endulzarnos más pesadillas antes de Navidad.

No soy muy del género Z —cine de zombis como subgénero dentro del cine de terror— que, como ya he contado en alguna ocasión, por dolerme me duelen hasta los puñetazos en los Simpson. ¡Anda que estoy para resistir hora y media de hachazos y decapitaciones da igual que siempre ganen los buenos!

Para cuando el libro de Mark Brooks, ‘El manual de supervivencia zombi’, era todo un best seller, yo andaría con ‘Come, reza, ama’. Ese es mi nivel zombi.

Sin embargo, con Halloween acechando en forma de calabazas y calaveras, me ha dado por pensar que entre tanta literatura, cine, videojuegos y series de televisión, muchos, más que preparados, hasta soñaban con la posibilidad de que un buen armagedón asolara el mundo. No esos simulacros que auguraban desde las ruedas de prensa paralelas de la oposición, sino un apocalipsis de verdad: con su buena plaga de hombres lobo, chupacabras o muertos vivientes. Es más, si en estos tiempos que corren, los telediarios, en lugar de contarnos que estábamos siendo devorados por una pandemia, hubieran hablado de una invasión zombi, muchos lo habrían tomado más en serio. Pero el virus es lo que tiene: no supura, no aúlla, no te deja los colmillos marcados en la yugular.

Seguir leyendo en Diario de Ibiza

 

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.