otoño 6


 

otoño
Esta mañana, conduciendo en mi ruta diaria Ibiza Santa Eulalia camino del trabajo, iba mirando, sin saber muy bien qué sentir, como empieza a cambiar la luz y el color de los campos a los lados.
“Ya es otoño”, me he recordado a regañadientes y en ese momento, como soy una conductora amable, he cedido el paso a una camioneta en un cruce que, desde la izquierda se ha colocado delante de mí.
Para mi sorpresa, llevaba un pequeño remolque y en él, algunos árboles que inmediatamente y con el movimiento, han empezado a llover hojas. Todas, todas, cayendo hacia mí… 

Las veía caer sobre mi parabrisas y pensaba: “qué paradoja. El otoño frente a frente y aquí estoy, yendo despacito, despacito… tratando de que no me alcance y a nada que pueda, darle esquinazo otro poquitito más”.

Será que es lunes y es otoño y que todo así de golpe, hoy… se me antoja demasiado.

Entradas relacionadas:

 

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

6 Comentarios en “otoño

    • admin Autor

      Jo… ni contestar hago. Vaya un desastre. Suerte que estáis vosotros para compensar. Así el mundo es un lugar maravilloso estemos en la estación que estemos.

      ¡Un beso!

  • alterfines

    Parece una tontería, pero de cuántas cosas nos damos cuenta, y en qué cantidad de detalles reparamos cuando estamos al volante pero detenidos, ¿verdad? Es una actividad –el conducir– que requiere tanta atención que al estar parados nos relajamos y nos ponemos a pensar en las Batuecas…

    Bueno, incluso conduciendo distancias largas acabas dándote cuenta de que has tenidos lapsus de consciencia en los que has estado reflexionando sobre vete tú a saber qué cosas, en las que seguramente no hubieses pensado de estar en casa.

    Y sí, tienes razón: otoño y lunes, es demasiado para cualquier espíritu medianamente sensato. Un saludo.

  • admin Autor

    ¡Qué ibas a perdértela, con lo atento que estás tú a todo! He hecho una trampa descomunal cambiándolo de fecha, porque la tenía por ahí escrita pero entre viajes y viajes, no tenía tiempo de colgarla.

    (cachis en la mar, y que no se pueda engañar a este hombre nunca)

  • Macondo

    Me había perdido esta entrada.
    No son edades para preocuparse por esas cosas, chavalica. Además ya sabes que cuando te llegue el momento sabrás como engatusarlo.
    Besos, hermosa.