aquello de convencer 15


bla bla bla

Hoy de buena mañana, en ese punto en que ni siquiera están puestas aún las calles, un amigo me ha lanzado una provocación: “pues ve y la convences de que soy un buen tipo”, continuando al despertar una conversación que iniciamos anoche y me ha faltado tiempo para replicarle con un rotundo “¡No! Nunca se me ocurriría convencer a nadie ¿eres un buen tipo? Pues sé un buen tipo. Punto y final”. Ahora mismo cuando esté leyendo estas letras, estará flipando, pero mejor; así confirma lo que sospecha: nadie está a salvo del garrote vil de este blog.

Pero es que, aparte de la sentencia medio en broma, respuesta a su comentario también poco serio, me he quedado dándole vueltas a aquello de «convencer», ¿por qué me ha gustado tan poco? Si clientes “convencidos”, “vencidos pero no convencidos” y hasta “vini, vidi vinci” están a la orden del día… Nada, que cuantas más vueltas le daba, menos aún me gustaba lo que iba encontrando en ese álbum de recuerdos que está en mi cabeza. Ya os he comentado antaño que hay palabras que de repente, se me clavan, como si fueran una espina que antes no notaba y ahora en cualquier postura que me ponga; roce, moleste o duela. Y pase lo de «estar convencido», pero… ¿convencer? Hoy no me convencían ninguna de mis experiencias pasadas con semejante verbo y aquí estoy de nuevo, quizá, tal vez… tratando de convenceros de desconvenceros de cualquier cosa de la que se os haya convencido alguna vez. 
Convencer viene de vencer y por lo tanto en el asunto ha precedido una lucha: una lucha de razones, de argumentos ¡qué más da! Pero convencerte quiere decir hacerte cambiar de parecer con premeditación y alevosía, dejando clarísimo que tú estabas equivocado y aquí estoy yo para salvarte. Convencerte quiere decir imponer lo que yo pienso, opino, creo o te vendo hasta lograr que des tu brazo a torcer. Convencerte significa lograr que creas con palabras lo que con los ojos no alcanzas a ver y claro que, como ya he dicho en alguna ocasión no me gustan las luchas (las sobrevaloradas luchas) ¡si yo no lucho! Es más: me gustan ¡me encantan! Las cosas fáciles, ¿parece obvio? Pues mirad a vuestro alrededor: todos los días encontraréis un sinónimo de que “lo que fácil llega, fácil se va”, de que “si algo quieres, algo te cuesta”, de que “para estar bello hay que sufrir”, «sólo viven aquellos que luchan» o que «la alegría está en la lucha, en el esfuerzo, en el sufrimiento que supone la lucha y no en la victoria»… ¡anda ya! El que encuentre en la lucha, el esfuerzo y el sufrimiento la alegría no tiene ni idea de lo que es divertirse ¡que se venga un fin de semana con mis amigas y compare!
Que no, bombón, que no… Que nadie tiene que convencerla de nada y el hecho de que lo creas quizá sea una señal de que eres tú el que no está convencido y que si no lo estás, ¡quién sabe! También será bueno. A lo mejor es porque aún puedes ser todavía “mejor tipo”; una versión mejorada del buen tipo que ya eres y si ella (sea esta «ella» u otra aún más guapa por dentro y por fuera) lo ve, lo ve a la primera, tampoco perderá una milésima de segundo en “convencerse” ¡porque lo sabrá! Y la sabiduría, la certeza, la confianza son mejores compañeras de viaje que una mente recién (y quizá sólo temporalmente) con-vencida.
Firmado: una persona de las del montón que prefiere creer para ver.
Con un beso y un bizcocho, hasta mañana a las ocho.
Repasando vocabulario:
Convencer: etimológicamente viene de vincere, vencer a otro, derrotarle. Estar convencido es estar derrotado por la opinión de otro. Convencer es incitar, mover con razones a alguien a hacer algo o a creer una cosa. También probar algo de manera que racionalmente no se pueda negar. 
Razonamiento: Serie de conceptos encaminados a demostrar algo o a persuadir o convencer a otro.
Argumentos: Razonamiento que se emplea para demostrar algo o para convencer a alguien de aquello que se afirma o se niega.

Buen tipo: individuo del que se tiene un grato concepto. Bonachón, que merece confianza. Referido al físico, figura proporcionada a la que sientan bien los distintos trajes.

Ella: Tercera persona del singular femenino. Pronombre que hace referencia a la mujer de la que se está hablando para no abusar del nombre propio y evitar aquello de que le zumben los oídos. En este contexto ella parece ser alguien que marcó a mi amigo. Bah, mujeres… No hay quien las entienda y a los hombres… tampoco.

Como yo te amo,
como yo te amo,
convéncete, convéncete,
nadie te amará.
Como yo te amo,
como yo te amo
olvídalo, olvídalo,
nadie te amará
por que yo te amo con la fuerza de los mares,
yo, te amo con el ímpetu del viento
yo, te amo en la distancia y en el tiempo
yo, te amo con mi alma y con mi carne

bla bla bla y así, muchos más argumentos para que te convenzas

Entradas relacionadas:

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

15 Comentarios en “aquello de convencer

  • admin Autor

    Ayer llamé a "mi amigo". Me había lanzado una china tiempo atrás y como no terminó de contármelo Y ESTE HOMBRE ME PREOCUPA BASTANTE, pues le llamé. Hasta ahí todo normal. La perla viene cuando le pido que me cuente (que es lo que hacemos los AMIGOS, ¿no?) y cuando arranca a hablar de sus cosas, va y se detiene, se ríe él solo (porque no tiene puñetera la gracia) y me suelta: "Espera, espera… que no te lo voy a contar, que tú luego tienes 'material' para escribir en tu blog".

    Olvidad todo lo que os dije de que es un buen tipo y tal y tal… ¡es un impresentable! Anda, anda… dame ahora el teléfono de tu amiga para que la "convenza", que te vas a cagar.

    Nada. Sólo eso. Tenía ganas de insultarle públicamente, por llamarme ciberchismosa o ciberpaparazzi de los amigos o vete a saber qué. Bueno, no lo dijo con esas palabras pero sí me llamó CYBORG. Qué feo, Andreu, qué feo… con esos grandes lugares que te he descubierto a los que llevar a cenar a una soltera estupenda… Nada, que estoy disgustada, que lo sepas 🙁

  • Espiritudeibiza

    En cuestion de SENTIMIENTO… de donde no hay no se puede sacar… y al contrario… cuando hay SENTIMIENTO por mucho que intentes convencerte (si es el caso) de que "no" porque… bla, bla… el SENTIMIENTO esta ahi…

  • dolega

    No sé, quién puede pedir algo así. Que alguien convenza a alguien de que uno es buena persona… en fin.
    Convencer es un verbo muelle. Al final la gente vuelve a sus opiniopnes y criterios y odia a quién logro hacerle cambiar temporalmente de opción.

    • admin Autor

      Jajaja, pues mira qué fácil me lo pones porque fue Andreu, justo encima de ti. Aquí, Andreu, un amigo del archipiélago; aquí Dolega y aquí Territorio sin dueño, unas amigas del ciberespacio y como he escrito en el post, un poquitito en broma sí lo dijo, pero sólo un poquitito… Lo que pasa es que creo que sí le hubiera gustado mucho muchísimo que ELLA (que no sé quién es), viera en él a un tipo extraordinario, del que quedarse colgada del brazo décadas y por lo que fuera, no fue así. Cosas que pasan… ¿qué vamos a hacer? ¿"Luchar contra" eso? ¡Qué va! Brindar por esa ella y por la que venga después; por la que sí se quedará colgada de tu brazo y pasará a la historia de nuestra vida.

      Sí tienes toda la razón; el riesgo de "convencer" radica precisamente en que el otro sólo aparente estar "convencido" y luego se dé cuenta de que no lo está, ¡o se descubra convencido de todo lo contrario! Ahí pierdes toda credibilidad. Por eso, una vez más, ¡con lo fácil que es ser tú mismo y dejar que los demás sean los que son…!

      Besos, chicas. Sois fantásticas. Unas tipas buenas buenas, cómo me alegro de que Andreu (un buen tipo donde los haya), os conozca.

  • Andreu

    Pues si! yo fui el provocador de tal disertación.

    Pero querida Pilar, entiendo que en un mundo tan beligerante la interpretación parezca obvia; pero se te olvida que a veces convencer, en especial cuando no se trata efectivamente de una lucha, supone resolver dudas, dudas que le impiden a uno dilucidar cual de las opciones es la más adecuada, cual de los caminos tomar. A veces es la ayuda a reafirmarse en que la opción elegida es la mejor.

    Estoy deacuerdo con que mejor son palabras como seducir, fascinar y atraes, pero estas no son aplicables cuando uno aplica el raciocinio frente al sentimiento.

    Por cierto, estoy CONVENCIDO, de que me hace bien leerte.

    • admin Autor

      Uish ¡y con perfil de Blogger y todo! Pero qué nivel… Ahora te van a mirar todos esa carita de niño bueno para ver si debajo de las capas les parece que hay un "buen tipo" o no y claro, ¡ahora qué hago! Porque no les puedo "convencer", pero se me ocurre que puedes ponerme de referencias 🙂

      Que sí, que sí, que es un buen tipo y además, parece que estamos de acuerdo en que "convencer" o intentarlo si quiera está feo y en cambio estar "convencido" es algo maravilloso que te superpoderes de tanto en tanto para hacer un millón de cosas, de las cuales 999.999 pueden hasta ser muy buenas.

      Cómo me gusta que además de leerme (y claro que te hace bien), me escribas en este improvisado foro. Que ya está bien de comentarios privados a posteriori diciendo que vaya que está bien el culo de esta abuela 🙁 Mira, otra cosa medio fea 😉 ¡Los piropos siempre públicos, hombre!!! Ala, arregla eso 😉

      Un beso, guapetón.

    • admin Autor

      Es que tenía en la cabeza rebotándome de lado a lado el "Convéncete, convéncete, nadie te amará", aún con más protagonismo ese carácter en la voz de Raphael, pero tela con la de la Jurado. Un beso para ella donde quiera que esté.

  • Territorio sin dueño

    No me había parado a pensarlo, pero tienes razón, es una palabra fea, igual que persuadir, más sibilina, pero lo mismo.
    Me he ido a buscar sinónimos, que bueno, muy sinónimos no es que sean, pero ahí van:
    persuadir, probar, demostrar, inducir, seducir, fascinar, captar, atraer.

    Me quedo con seducir, fascinar y atraer, traen implícita una porción de engaño, pero no importa, como palabras son preciosas.

    Besos guapa

    • admin Autor

      Bueno, pero se engaña el otro, creo que tienes menos responsabilidad en el asunto aunque ahí sí confieso que he seducido con premeditación y alevosía para cerrar acuerdos y lo sigo sin remordimientos. Primero, porque el otro era carne de cañón; es decir: lo que yo llamo "ya venía seducido de casa", si alguien te mira con ese halo de admiración y tiembla y tartamudea y se derrite sólo con que estés y tiene el poder de, qué sé yo… cerrarte una hipoteca que ninguna directora de oficina mujer te concedería (ni tú te autoconcederías jamás), pues estás en igualdad de condiciones, o… poderes. Jajaja, ¡creo que negaré haber escrito esto! De hecho, ahora que lo releo estoy casi segura: ésto, no lo he escrito yo.

      Un beso que sí que es mío 🙂