La teta izquierda


la teta izquierda, estatua Botero, otro Post Data, Palma, Mallorca

Análisis estructural de una mujer sobada:

En primer lugar, la teta izquierda. Estoy convencida que sin ninguna connotación política de fondo, sino por la azarosa posición más a mano, valga la redundancia, de cualquier mano derecha.

En segundo lugar, la teta derecha, por motivos diametralmente opuestos. Léase para más información lo anteriormente descrito, pero al revés. Tal que así: “. ahcered onam reiuqlauc… Etcétera.” Le sigue la mano, ¡ay, la mano! Qué vamos de duros, de “devora hombres” y “toca tetas”, pero muchas veces lo único que nos calma es una mano que nos sostenga, no ya la propia, sino la vida, el cuerpo entero.

Después la nariz. Y aquí, desde el profundo respeto que me merece Botero, tengo que decir que ¡vaya birria de narices! Que todo el esfuerzo se le iba en carnes: caderas, nalgas, muslos y las narices son justas para sonarse. Apenas, para respirar aire y punto. Que la Musa que inspirara semejante obra jamás pudo ser pariente mío, que somos, en el caso de las féminas, de narices y orejas grandes y, en el caso de los varones, además de… de… ¡No me hagáis decir qué más tienen grande mis hermanos! Pero sí, por favor, que aún me quedan dos inmerecidamente solteros.

Luego esa barbilla que, con ternura, hay quien busca pellizcar y ya como último, el ombligo. Y es mi obligación aprovechar estas letras para recordar la importancia del ombligo. La gran cantidad de terminaciones nerviosas que lo alimentan y eso no es ni bueno, ni malo, ni todo lo contrario, sino, como en casi todo en esta vida: depende del uso que se le dé. Que especialmente en el caso de las féminas, conforma uno de los dos botones del cuerpo que, bien utilizados, pueden hacerte viajar, visitar Hawaii y Bombay que son dos paraísos, que a veces uno se monta, sin salir del piso.

En fin, pervertidos míos, que me liáis y servidora está aquí para subirse a lo más alto de un avión, para ir -ya veis qué cosas- “del cielo a Madrid”. Vaya incongruencia…


Entradas relacionadas:

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.