Salvaje, pero no tanto…


salvaje pero no tanto, otro Post Data, tacones, zapatos tacón, Pilar Ruiz Costa, ,  Ruiz Capillas

 

Una canción de Shakira, tiempo ha, decía: “Si es cuestión de confesar nunca duermo antes de diez ni me baño los domingos. La verdad es que también lloro una vez al mes, sobre todo cuando hay frío.” Y yo ¡entendía tanto todo! Incluso, el “no bañarse” y cada vez que, como hoy, llegaba tan cansada, que me voy desabrochando toda la ropa por la escaleras y me digo en voz alta, frente a frente a mi imagen en el espejo del ascensor: “Cuando llegue no me desmaquillo, no me lavo los dientes, no me quito los tacones…” Con el firme propósito de lanzarme a la cama en plancha. Y nada más. Pero es todo mentira… En apenas un minuto el ascensor alcanza mi piso, cruzo mi puerta y me torno esta persona formal que se lava los dientes, y se desmaquilla, y deja la ropa, quizá no perfecta, pero si en una pila como sabe que no se va a arrugar.

Que voy de salvaje ¡y lo soy! Pero no tanto… ¿Y Shakira? Qué podemos esperar de Shakira si en esa misma canción, no hace tanto, decía: “Si es cuestión de confesar, no sé preparar café y no entiendo de fútbol…” Y ahora parece que hubiera nacido, en Colombia, pero con una camiseta blaugrana.

En LO ÚNICO que parecemos fieles a nosotras mismas, ya veis qué tontería, es: “No encuentro forma alguna de olvidarte porque… Seguir amándote es inevitable”

Pensaba yo mientras dejaba mis tacones perfectamente alineados uno junto al otro.



Entradas relacionadas:

 

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.