Walk of Fame


Voy a empezar con alguna crítica con respecto a la estrella (nunca mejor dicho) de Hollywood: su Walk of Fame o Paseo de la Fama ¡Con todo lo que me he dedicado yo a la promoción turística! Y ver que sí, que todo lo que hayáis leído y oído contar es cierto: Hollywood, será sinónimo de fama, pero también lo es de mugre, deterioro, homeless, inseguridad… Pero aún así, vaya que merece una visita.

Tropocientas estrellas, porque aquí, otro gran pecado: no he sido capaz de encontrar un número oficial, ni tampoco un mapa oficial de quién o dónde (ni de encontrar a Elvis aunque eso ha dado para bastantes risas y no, ni caso a Wikipedia. No está en el 6777 de Hollywood Blvd ¡y hay que caminar mucho para llegar al 6777 de ningún sitio!).

La cuestión es que, entre 2500 y 3000 estrellas dan para hacer kilómetros con la cabeza gacha. No por depresión ¡qué va! Sino dejándote sorprender y diciendo aquello de: “Mira, Fred Astaire”, “Michael Jackson”, “¡Winnie the Pooh!”

No se aprecia muy bien (ya sabéis aquello de que los flashes de Hollywood confunden), pero en la última foto está la única estrella vertical, situada en un lateral del Dolby Theatre (antaño Teatro Kodak), por expreso deseo de su homenajeado Muhammad Ali. Cuentan las lenguas chismosas (Hollywood, qué os voy a contar…) que porque no quería que nadie le pisara. Al parecer, no le gustaba caer al suelo…
.
P.D. “Yo era capaz de subir al cielo para bajarle un montón de estrellas”
Polo Montañés
.
otro P.D. “Siempre quise ir a LA, dejar un día esta ciudad, cruzar el mar en su compañía”
Loquillo

Entradas relacionadas:

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *