el voto útil: vota en 5 pasos 3


Forges votar

Me molestan sobremanera los anuncios estratosféricos de compañías aéreas que pueblan las entradas a las ciudades: “Desde 29€ ida y vuelta*” acompañados de ese mínimo asterisco que ya no te da tiempo a leer y sin embargo marca la diferencia entre los 29€ prometidos y los 150 que acabas pagando: 

Asterisco = Para compras anticipadas, sujeto a disponibilidad, no incluye impuestos, tasas aeroportuarias, combustible ni gastos de gestión. El cliente debe traer impresa su tarjeta de embarque y este precio no incluye el transporte de equipaje.
Otro claro ejemplo está en los anuncios de coches. “Desde 9.900€*” rezaba el mío sonriéndome desde una rotonda. Claro que lo que no puedes leer es que el precio no incluye equipamiento; no hablo ya de aire acondicionado o radio sino, incluso, las alfombrillas. Lo juro. 
Y sin embargo, nuestros políticos pueden prometer y prometen y no veo los necesarios asteriscos que les eximan luego de cualquier incumplimiento. Podrían poner, por ejemplo: “Este Sr. No habla en nombre propio sino de su partido por lo que no se hace responsable de ninguna de las promesas que en su nombre pronuncie. Estas promesas como tales, tienen mucho de ilusión pero al no tratarse de promesas realizadas, carecen de rigor científico y ni el Sr. Tal ni su partido pueden garantizar que se hagan reales algún día. Además, estas promesas dependerán de otros muchos factores como los cambios en las diferentes Bolsas, el precio del crudo o la aprobación del BCE, de la CE, de la Sra. Merkel… y así un largo etcétera, ¿No? Porque sólo con su cara prometedora pidiendo que depositemos en su nombre nuestras esperanzas y nuestros votos, pareciera que sí pudiéramos reclamarles luego por incumplimiento de contrato.
¿No sería, por otro lado, lo justo? Como en cualquier otra empresa; te contratan en base a una serie de labores que te comprometes a realizar y si después no es así, se desvinculan de tus ineficaces servicios. Período de prueba lo llaman. También despido justificado
Pero no quiero explayarme con lo obvio sino ir a lo incierto: el sistema de votos, ¿pero quién es ese D’Hondt?! ¿De verdad sabemos cómo votamos? ¿Nos enseñan en las escuelas a actuar con todo el conocimiento en la oportunidad única de elegir a quienes nos van a gobernar? Ayer una amiga me comentó que a su vez “le habían comentado de votar introduciendo 2 papeletas en un mismo sobre y al ser inválido contabilizaba como voto en blanco” ¿Es eso cierto? No. La verdad es que eso sería un voto nulo y tiene la misma validez que quedarte en casa. En cambio no introducir ninguna papeleta sí sería considerado como voto en blanco pero, ¿contabilizan los votos en blanco? ¿Se suman al partido mayoritario? No pero sin embargo les favorecen indirectamente al perjudicar a los partidos minoritarios ya que hacen que sean necesarios más votos para alcanzar el 3% necesario para contabilizarse. 

Independientemente de que sea un sistema injusto, que tuvo razón de ser en su día pero hace tiempo que quedó obsoleto, ¿Podemos hacer que nuestro voto sea inútil para nuestros intereses? Aunque algunos tenemos una idea, muchos, muchísimos no sabemos bien cómo funciona nuestro sistema de votaciones. Así nos va: aunque los titulares de los telediarios hablen de “mayoría absoluta” para tal o cual partido, la mayoría absoluta en este país corresponde a la abstención o al voto tirado; al de “voto blanco por no votar (¡o por castigar!) a negro”. Quién en realidad gana es la apatía o el desconocimiento… vuelvo a preguntarme ¿Por qué no se aprende en los colegios? ¿Por qué no se explica con algún bonito vídeo didáctico en televisión una y otra vez, con la misma frecuencia en que nuestros políticos más populares pueden prometer y prometen? 

Porque el voto siempre debiera ser útil y esto es: ajustarse a lo que representa a la mayoría de los ciudadanos y el único modo de exigirlo es precisamente votando. 

Porque todos los días debieran ser jornada de reflexión, os dejo algunos links interesantes para reflexionar con conocimiento de causa. Hay más, muchos más, por favor, investigad, decidid, sentid y luego… votad. 

1 Partidos y programas: Además del precioso cara a cara que tuvimos la ocasión de presenciar, ¿se presentan otros partidos? Sí, aquí hay una lista de partidos y programas.

2 Corrupción Pero, por descontado estos partidos no tendrán representantes implicados en casos de corrupción, ¿verdad? Bueno, juzga por ti mismo por ejemplo desde este Mapa de la Corrupción aunque, hay más en la red y los casos son tantos que cuesta mantenerlos actualizados. Por rápido que vayamos parece que la corrupción siempre nos saque algo de ventaja. 

3 Sistema D’Hondt, reparto de votos, votos en blanco y votos nulos: ¿Y Qué es el famoso Sistema D’Hondt? ¿Cómo hace para excluir a las minorías? ¿Y los votos en blanco, los votos nulos? ¿Cuales son las diferencias reales en un ejemplo práctico?
4 A quien votar: ¡A quién quieras! A quien de verdad tenga un programa acorde con lo que es importante para ti y después, ¡que lo cumpla! Si te da pereza leer todos los programas, desde aquí podrás descubrir qué partido se acerca más a tus ideas, contestando anónimamente una serie de preguntas ¡y voilà
5 ¡Ya no puedo más! Por favor, un poco de humor… Tus deseos son órdenes (y esta frase que se la graben los políticos: tus deseos son órdenes). Te dejo esta interesante muestra gráfica de algunos votantes esperando arrancarte una reflexión y una sonrisa. 
¡Nos vemos el domingo en las urnas! 
*Mi propio asterisco (aunque también podríamos llamarlo “otro Post Data”): La información es infinita y seguro que con tiempo, este post sería mucho más completo. Son sólo unas cuantas pinceladas pero por favor, investigad, investigad, investigad… Recordad que “si cuando has de elegir no eliges, ésa es tu elección.”
Entradas relacionadas:

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

3 Comentarios en “el voto útil: vota en 5 pasos