Las reliquias de San Valentín


las reliquias de San Valentín, iglesia de San Antón, Madrid

Cuando viene algún amigo de visita, siendo como soy de contar historias, le llevo a la iglesia de San Antón, frente a mi casa, y les cuento la historia de San Valentín.

San Valentín fue un sacerdote romano en la época del emperador Claudio II. Él fue el responsable de decapitarlo el 14 de febrero del año 270 ¿su delito? Casar parejas de enamorados a escondidas, después de que el emperador prohibiera bodas, convencido de que un joven sin ataduras era mejor soldado.

Lo que muchos no saben es que, aquel cráneo decapitado, junto a sus fémures y otro montón de huesos maltrechos, descubiertos en las catacumbas de Roma en el siglo XVIII, viajaron a Madrid como un regalo del Papa Pío VIII al rey Carlos IV.

El monarca las cedió a los escolapios de las Escuelas Pías de San Antón. En el edificio se albergaba una iglesia, construida originalmente como iglesia del hospital de leprosos.

Allí se mantuvieron las reliquias, custodiadas pero ocultas a los fieles hasta 1984 que se expusieron en una urna en una capilla situada a la derecha del altar.

Desde entonces, los enamorados tienen la opción de rezar, depositar peticiones y deseos en una urna, prender velas o dejar sus nombres escritos en cintas que atan en las rejas que rodean los restos del Santo.

Son tantas las cintas en azul y amarillo que las van retirando, para dejar espacio a las nuevas, pero no se deshecha ninguna. Las almacenan.

Por eso, en esa zona limítrofe entre Chueca y Malasaña que es la calle Hortaleza, en San Antón, abierta 24 horas al día los 365 días al año, a escasos metros de la puerta de mi casa… Sé, puedo sentir, que hay mucho AMOR concentrado.


Entradas relacionadas:

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *