Víctimas y villanos


víctimas y villanos, otro Post Data

Hace no mucho, una fantástica periodista me preguntaba por el “desamor” (no os riáis, que os prometo que ya otra vez me dedicaron un reportaje en un especial San Valentín) y yo le decía algo del tipo como que no creo en el desamor, sino en que uno se da cuenta de que al final vio amor donde no lo era, donde habría ganas, o prisa, o hasta miedo.

También me decía que en mis historias no hay buenos ni malos, sino personas que se equivocan y, para mi sorpresa, va y resulta que el enfoque es una sorpresa, que lo habitual es llenar las rupturas de bandos de víctimas y villanos.

Egoístamente, me niego. Como que no me hace conjunto con ninguno de mis vestidos. Como que eso implicaría que soy imbécil o soy imbécil y que no, que no me da la gana.

Joaquín me escribe desde un tren de vuelta de correr una de esas maratones. Me escribe porque va compartiendo conmigo sus impresiones sobre mis libros a medida que avanzan las historias. Y haciendo méritos para convertirse en mi ex (amigo), me escribe que deja una marca permanente en la página 100 (que ya me dijo tiempo atrás: “No me firmes en esta otra página que pienso arrancarla”, este hombre me está desmontando los libros) como recordatorio de que no hay que casarse conmigo y se solidariza con mi ex (marido). Por supuesto le contesto: “A mi ex marido vas a ir”.

Y así lo hice. Ayer, mientras el santo de mi ex hacía una breve escala rumbo a Dominicana y después Cuba (porque es, como yo un tipo viajado) y planeábamos maldades como encontrarnos en Navidad “en alguna parte”, se reía escuchando la ahora historia de Joaquín.

Y yo pensaba en lo fácil que sería que estuviera molesto, incluso ofendido de que yo publique nuestras mierdas, pero en lugar de eso, me daba la enhorabuena y me decía que siempre he sido “tan graciosa”… Que me encanta. Que estoy muy orgullosa de la pareja que fuimos y de la ex pareja que somos, sin buenos ni malos, sin víctimas ni villanos y riéndonos porque es el mejor legado que le podemos dejar a nuestros hijos.

Y por la parte que le toca a Joaquín, decirle que estoy deseando verte correr esos cien mil km pero teniendo a mi ex como rival. Te vas a cagar. Que son ya 20 años de correr lejos de mí.


Entradas relacionadas:

 

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.