De Atenea, el monte Licabeto y porqué los cuervos son negros


De Atenea, el monte Licabeto y porqué los cuervos son negros, otro Post Data

Hefesto era, según la mitología, desagradable físicamente. Tanto así, que al verlo su madre, Hera, le pareció tan feo que lo tiró lejos del Olimpo, lo cual le provocó una cojera.

No iba, pues, a ser fácil convencer a la bella Atenea (por quien debe su nombre la ciudad de Atenas) para mantener relaciones sexuales con ella. Así, intentó violarla, pero el semen se le escurrió por su pierna hasta Gea, La Tierra, siendo esta la que fecundara a Erictonio; «nacido de la Tierra». ¡Pero el pequeño bebé era horrible! En lugar de piernas, tenía cola de serpiente. Atenea se apiadó de él, lo ocultó en una canasta y encomendó a las hijas del rey Cécrope que criaran a Erictonio con instrucciones bien precisas: nunca debían asomarse al interior de la canasta.

Pero las tres mujeres no pudieron resistir la curiosidad y al ver al pequeño monstruo huyeron.

Entonces un cuervo voló hasta donde estaba Atenea, construyendo por aquel entonces la Acrópolis a contarle los chismes. La diosa quedó tan impactada que la inmensa roca que transportaba para la construcción de la Acrópolis, que esperaba que tocara el cielo, se le cayó, dando lugar a la aparición del monte Licabeto.

Es este el punto más alto de Atenas y, en su cima, uno encuentra las mejores vistas de la ciudad rodeando el enclave, y además, la mínima capilla de San Jorge.

Además, una historia. Y es que Atenea enfureció hasta tal punto con los cuervos por osar traerle una mala noticia que los expulsó de la ciudad y desde entonces, como castigo… Los cuervos son negros.


Entradas relacionadas:

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.