Cuando Alí se encontró frente a frente con un elefante


En el Tree Ashram conocí a Alí, un yemení que había huido de su país junto a su mujer y sus seis hijos. Habían visto morir a otros miembros de su familia en una cruenta guerra civil que dura ya años.

Está aquí con una beca de estudios. Como suena. Ese fue el argumento legal al que pudieron agarrarse y los ocho comparten dos habitaciones de la residencia de estudiantes de la universidad.

La cuestión es que, cuando le conocí, nos habían preguntado a todos qué era lo que más nos había impresionado de Benarés y Alí, que debe tener el nivel de “impresión” a una altura impensable comparado con los nuestros, dijo que haberse encontrado con un elefante.

Le recuerdo perfectamente, acompañando su inglés de acento extraño, con muchos gestos de las manos y, aquellos ojos suyos, brillantes al recordar el episodio.

Contó que desde niño, era lo que más había deseado: ver un elefante. Y un día, caminaba por Benarés y de repente, sin más, se encontró frente a frente con un elefante. INMENSO. Y tuvo miedo. Y se dijo:

-Espera, Alí, esto es lo que siempre has soñado, esto es lo que más querías. Pero lo que más quería, al tenerlo delante -se dijo- ¡da miedo! Asusta. Es lo que más miedo me da, pero… -se recordaba a sí mismo- ES MI SUEÑO.

Así que, yo, que también llevaba tiempo dando la lata porque ya llevo mes y medio aquí y aún no había visto ninguno (había montado en elefante en Jaipur, hace años), cuando salió Rumpa llamándome a los gritos:

-Pilar, Pilar, don’t you want to see an elephant?!

Señalando como loca el balcón, salí de un salto y al verlo y sopesar posibilidades, bajé rápidamente los dos pisos cámara en mano y corrí y corrí detrás de él.

Y cuando por fin lo acariciaba, altísimo, enorme, TAN PRECIOSO, me acordé de Alí y de cuánto se merece ver aún más sueños cumplidos…


Entradas relacionadas:

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.