Defensa personal


Con una calidad de foto de pena, hoy me recuerda Facebook que hace exactamente 9 años estaba a punto de tumbar a una de esas preciosas mujeres que trabajaban conmigo.

defensa personal, otro Post Data, mujeres, maltrato, violación

Vuelvo atrás en el tiempo. Junto a mí han crecido muchas personas. A algunas ya no las recuerdo (y lo lamento), pero hay varias decenas, sobre todo mujeres, a las que tengo un cariño muy especial.

Trabajaban “para mí”, aunque yo sé que siempre fue más bien un 50%. Durante más de una década a.c. (antes de la crisis), no era yo sola con un megáfono, sino que tenía una agencia de comunicación y eventos, y en ella, entre más de un centenar de personas, muchas mujeres que llenaban de fiestas y promociones las discotecas y bares de la noche palmesana.

Siempre he sido la madre de cualquiera a quien quiero, pero aquí tenía una doble responsabilidad con ellas y mujeres, solas, trabajando de madrugada, era con frecuencia un peligro.

Así que además de muchas otras artes, trataba de tatuarles en la mente la prudencia. No volver sola si podías evitarlo. Guardar siempre un billete escondido intocable, por si sí contabas con volver con alguien, pero al final no era así, y muchos otros consejos que una madre le da a una hija y que se resumen en que, la mejor manera de salir bien parada de un peligro, es evitarlo.

Y hace 9 años contraté para muchas de estas mujeres que tanto me importan, un curso de defensa personal. Jiu Jitsu, que si no lo conocéis, trata de hacer daño sin bailes ni contemplaciones. Tú me atacas y yo te tumbo. Y escapo.

Yo, además de a un matrimonio de torturas, había sobrevivido a un intento de violación de un tipo armado con un machete en República Dominicana. Salí destrozada, pero viva; viva, pero destrozada y no quería (ni quiero) eso para nadie.

Y aquí tengo que decir algo HORRIBLE, y es que te enseñan a protegerte de desconocidos cuando más de la mitad de los ataques que sufrimos las mujeres son en manos de alguien a quien conoces. Una mujer corre más peligro “dentro de casa” que “fuera”. Vaya mierda, ¿verdad?

En fin, que ojalá no hiciera falta, pero aún, aún… sí, y no está de más que todos sepamos cómo defendernos.


Entradas relacionadas:

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.