Hay dos tipos de personas:


Hay dos tipos de personas: otro Post DataMe encantan esos titulares rotundos de: “Hay dos tipos de personas” Y aquí ya encajan cualquier cosa: “Los de la tortilla con cebolla o sin cebolla” (madre mía, la que hay liada en Twitter con la tortilla), “Los del rollo del papel higiénico hacia dentro o hacia fuera”, y así, un largo etcétera, muchísimo más largo que un rollo de papel higiénico por mucho que lo persiga un cachorro de labrador.

Hoy, en mi caso, se me ocurren otro par de acepciones: “Hay dos tipos de mujeres: las que se desmaquillan y las que no” (y yo soy del tipo oso panda) o, para el caso que me ocupa: “Las que vacían el bolso de noche cuando llegan a casa a las tantas y las que lo hacen al día siguiente” Y obviamente, si paso de untar un disco de algodón de leche limpiadora y tónico, estoy para devolver mis enseres a sus huecos originales. ANDA YA.

Así que, ya de mañana, vacío el bolso (y casi nunca cae dinero, mierda, mierda, mierda) y este simple ritual me da para un análisis que, como no soy nada egoísta, comparto con todos vosotros.

La noche nos llevó a buscar refugio en un bar previo al teatro. “Venga, va, nos da tiempo a una” y acabamos en un espacio mínimo, tanto, que el tipo que lo regentaba nos acercó la única mesa a pesar de que estábamos bien ubicadas en la barra y nos malcrió (a nivel jamón, quiero decir). El local se notaba recién abierto y la única decoración en las paredes eran una camiseta de la selección y programas del teatro pegados a desángulo. Curiosamente, de la obra que íbamos a ver: Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus. Ya veis: Hombres vs mujeres; fútbol vs cultura…

Dijo el ESPECTACULAR (a la par que atractivo) Maestro de este taller de entendimiento de los opuestos que “no es verdad que los hombres solo piensen en sexo. También los hay que piensan en fútbol y si a un hombre no le gusta el fútbol, piensa el doble en sexo.” Ya veis: Sexo vs fútbol…

Pero aún hay una última paradoja entre opuestos en esta divagación en el fondo (oscuro) de un bolso. El tipo del bar, a falta de tarjeta y mostrando interés porque volvamos, arrancó un pedazo de papel y nos escribió sus señas. Hoy compruebo que este buen currante, empresario reciente, aún sin un cuadro que poder colgar en la pared ha utilizado de papel de cartas la parte trasera de una carta del banco ¿Hay algo más opuesto? Ilusión vs capitalismo…


Entradas relacionadas:
por favor, no hagan ruidos innecesarios

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.