mujer blanca soltera busca 6


Forges parado
Elena ha tocado fondo. Ya se ha fundido oficialmente lo que iba guardando moneda a moneda de su último segundo trabajo porque con los 850€ que gana trabajando en el de siempre, 40 horas semanales no es que no llegue a fin de mes; es que no llega al día 5. Justo cuando le ingresan la nómina, los casi 600€ de hipoteca, 150 de coche, 75 de parking y recibos de teléfono, luz, agua, gasolina… No es cuestión de organizarse sino de que un sueldo no le basta y con 2 andaba justa. Protesta y se lamenta de que no encuentra “otro trabajo para las mañanas” como lo llama ella y yo no puedo evitar contestarle “o uno sólo pero que te paguen con justicia”.
Luisa lleva tanto tiempo intentando encontrar un trabajo “de lo suyo” y abandonar la trastienda de su padre donde se siente recluida que simplemente, no la recordamos de otro modo. Es imposible y parece que encima, tiene que dar las gracias.
Forges parado
Laura empieza la semana que viene otra temporada más en el aeropuerto para volver a trabajar recibiendo turistas y repartiéndolos en autobuses a 40 grados a la sombra aunque cada año lo hace con la esperanza de que sea el último y el próximo sí, dedicarse “a lo suyo” para la que le he visto estudiar tantos años. Se acerca peligrosamente a la cincuentena… Ya les han advertido que este año les aumentan la jornada laboral en media hora diaria por el mismo sueldo. Por que sí.
Ana contaba con empezar ya su “temporada” en el taxi que comparte. Cada año esa temporada es más corta y menos fructífera “¡con lo que había sido antes ser taxista!” De modo que cuando la semana pasada el jefe y propietario del taxi la citó ni dudó que era para hablar de las condiciones del reparto del vehículo y para empezar ya. No. Lo único que le dijo es que el coche en la calle supone mucho desgaste y luego está la gasolina y que estaba pensando dejarlo en el garaje. Punto y final.
Forges parado
Y luego está María, “la que estaba bien” del grupo, trabajando realmente “de lo suyo”, con un buen sueldo, responsable de sección y con contrato fijo. Por eso nos pilló a todos por sorpresa (sobre todo a ella) que a los dos días de aprobar la reforma laboral la llamaran al despacho del nuevo director, por supuesto al terminar su jornada para entregarle una carta de despido. Disciplinario además. No daba crédito y preguntó casi sin voz que quería decir, que no entendía y el director le dijo que no podía contestarle “que estaba ahí, en los estatutos”. “Abuso de confianza” y “disminución de productividad” habiendo sido una de las pocas sucursales en que esa productividad había aumentado. Ella, haciendo un esfuerzo sobrehumano por no romper a llorar le decía que si él que la estaba despidiendo, no le sabía dar un motivo, ¿entonces quién? Y él se limitó a pedirle que firmara donde decía “recibido y conforme” y María, totalmente noqueada pidió si podía consultarlo con alguien o firmar diciendo que no estaba conforme y le dijo el sinvergüenza que no, que sólo podía firmar. Como para ese momento María ya sí estaba llorando a moco tendido, imaginad la capacidad de raciocinio que le quedaba y… firmó. Le dijeron que era de efecto inmediato, que “mañana ya no se presentara a trabajar”. Otro punto y final.
Forges parado

Marta se ha marchado al culo del mundo (en serio, nadie se puede ir más lejos aunque bien mirado, seguro que aquella es ahora la cara del mundo y el culo enfoca exactamente al lugar en el que estamos). Está dando clases en la universidad cobrando más de un 1000% de lo que le pagaban aquí en una academia porque ¿una universidad? A pesar de sus dos carreras y toda su experiencia es absolutamente impensable. Sus padres no entienden que esté tan lejos. Sueñan con que encuentre algo aquí.

Forges parado

Y mientras yo, ¡soy “empresaria”! Aunque no me pidáis que os explique el concepto de “mi empresa” porque ahora mismo no sería capaz. Dejadme mejor que os ponga un ejemplo: a todas ellas las conozco de que en algún u otro momento habían trabajado conmigo ¡hasta mil contratos al año llegué a hacer! Y ahora hago cero… Creo que eso lo explica todo. Pero también creo que el concepto “empresa” o “trabajo” hemos de reinventarlo entre todos. Creo que “todo esto” tiene que servir para algo ¿para qué? Aún no lo sé pero, ¿qué otra alternativa tenemos, más que buscar algo en lo que creer? La cuestión es que yo también ando buscando un lugar donde volver a sentir que mis manos son efectivas, totalmente convencida de que detrás de esto hay una oportunidad para crecer. 

Forges parado
Forges, ese genio que tantas horas de placer me ha dado

Porque aunque me he inventado los nombres, a las personas no ¡las personas existen! Sólo una de nosotras figura en las listas del paro de modo que cuando veo esas tristes cifras de “1 de cada 4 españoles está parado” sé que no es cierto, sé que en realidad son muchos más. Algunas de estas españolas están incluso pululando por mi casa. Todas, como yo, llevan un cartel pintado en la frente de “mujer blanca soltera busca… algo a lo que agarrarse, algo en lo que creer”.

   Carlos me contó
   que a su hermana Isabel

   la echaron del trabajo
   sin saber por qué.
   No le dieron ni las gracias
   porque estaba sin contrato.
   Aquella misma tarde fuimos a celebrarlo:
   ya no tendrás que soportar
   al imbécil de tu jefe
   ni un minuto más.

   Son mis amigos,
   en la calle pasábamos las horas
   son mis amigos,
   por encima de todas las cosas…

allí sí hay monstruos y cosas raras

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

6 Comentarios en “mujer blanca soltera busca

  • admin Autor

    Real Academia Española (esa GRAN amiga mía):

    Tipo; del latín typus, modelo, ejemplar. También persona singular.

    ¡Qué sí, qué vale, que me había colado! 😉 y me alegro mucho de que tanta sabiduría esté concentrada en una fémina. Conozco "asín" de mujeres sabias. Sigue leyendo mis post y verás como hablo de muchas 😉

  • Espiritudeibiza

    Una espléndida radiografía de una nación en decadencia y en claro retroceso social. En los últimos 10 años en España se ha ido descendiendo a unos niveles de Derechos Sociales propios del Siglo XIX… en pleno Siglo XXI…

    "Cuando advierta que para producir necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad está condenada." Fuente: "La rebelión de Atlas" (1950) Ayn Rand.