de Mallorca a Ibiza 10


viaje Mallorca Ibiza
Escribo desde el barco que me traslada (mucho más que las otras veces), de Mallorca a Ibiza. Apenas diez personas compartiendo conmigo el Salón Neptuno, de modo que puedo permitirme el lujo de cambiar la ubicación y la postura; leer, estudiar un rato y ahora ya, escribir en este mini despacho que me he montado en una de las mesas, junto a una inmensa tele de plasma toda para mí y con una azafata que se desvive por atendernos y ofrecernos cafés y saladitos. El verdadero lujo es en realidad el poder ir descalza a servirme yo sola al bufete. Debería ser más escrupulosa, ¿debería? Porque estas tapicerías y moquetas de estampado vintage deben llevar en tejido sintético  miles de pisadas (y probablemente hasta alguna vomitada), pero no lo soy en absoluto. “He estado en India” es mi frase estándar cuando los demás reciben un pellizco en el estómago que a mí me cuesta un poco más. Recojo el trozo de pan que se me ha caído al suelo, lo soplo y “pa’dentro”. 

Ahora, con las piernas totalmente estiradas en un inmenso sofá todito mío sí puedo decirlo; ahora, que “ya pasó”… Los últimos días fueran un poquitito de mierda. No los días, pobres, sino yo y una tormenta interna ahí, justo donde no me nacen pellizcos ante el barro del suelo. Poco me faltó el otro día por ponerme a llorar en el mostrador de pescadería del Mercadona y la culpa no la tenían las merluzas muertas en su cama de hielo pilé, sino el estrés y estresarme, tampoco me es fácil, ¡uy, lo que llego a aguantar! Pero, andaba planificando tantas cosas (todas a la vez) porque me mudo a Ibiza; esta vez, me mudo indefinidamente y ahí llega la burocracia con Hacienda, la Seguridad Social, el instituto de los adolescentes, la comunidad de vecinos… y ese afán desmedido de dejar mi casa y mis hijos todo lo organizados y cómodos que pueda y ahí, frente a las merluzas y en aquella última compra de último minuto, con aún el equipaje por hacer, con las amigas a punto de llegar a casa a una cena de despedida con espagueti vongole (que me encantan) y calculando frente a las chirlas, las raciones de legumbres, verdura y pescado que podía dejar organizados a mis cachorros porque hasta dentro de once días (más o menos), no los volveré a ver y solos y voluntariamente comerán muchas cosas, pero legumbres y pescado ha de ser siempre bajo hambre voraz o coacción. 
Si sé que son tipos extraordinarios y bien alimentados. Si son altos y guapos. Si los he criado (o quizá vinieran así de fábrica) estupendamente y saben defenderse y apañarse y acompañarse y hacer equipo y prestar ayuda a quien la necesite como pocos adultos machos (de hecho, ahora mismo no se me ocurre ninguno, pero haberlos haylos).

Que sí, que lo sé; que las lágrimas no están justificadas. Que los he dejado ya en incontables ocasiones, que el trabajo ya me ha llevado fuera otras veces y es además, un trabajo fantástico ¿entonces, por qué las lágrimas? ¿Es que lo veo como una mudanza y no como “viajes”? ¿Es que sea con carácter indefinido y las otras veces fueron solamente… ¡meses!? Mi conclusión es egoísta pero tierna (o tierna pero egoísta; a gusto del consumidor): es porque los quiero. Es que a mí, al menos a mí en particular, me apetecería extender estos ratos de sofá con uno u otro tendido sobre mis piernas mientras les acaricio primero el pelo, después la nuca y luego ya toda la espalda, un poquitito más… Sólo eso. Nada más.

Y sí, estos dos últimos días me los he pasado llorando por las esquinas. Entonces, me descubría Óscar y me daba un beso y me hacía reír: “¡Qué no estés triste, qué lo único que nos sabe mal es que no te vayas antes! Que tenemos juergas programadas todos los días.” y le preguntaba a Mario, “¿A que no la vamos a echar de menos? ¿A que no?” Y Mario decía que no y luego lo descubría viniendo a dormir a mi cama. “Te vas a quejar, con los hijos que tienes; guapos, simpáticos, inteligentes, que saben cocinar, que la gente te dice: anda que no son majos tus hijos, qué buenos tíos” y lloriqueando pero ya con una risa llena de dientes les daba la razón y de paso, besos de esos, que te llenan mitad de lágrimas, mitad de babas. Y se me acercaban y me decían “te voy a dar un beso, pero no llores, ¿eh?”
No, mi amor. Ya no lloro más.
Entradas relacionadas:

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

10 Comentarios en “de Mallorca a Ibiza

  • Espiritudeibiza

    Gracias Sra Otro Post Data… Muchas gracias Sra !!:

    youtu.be/BHxKpnfpl8g

    Es un gran consejo que tomo de gran agrado y con GRATITUD.

    Precisamente además el Universo me ha hecho llegar un regalo en forma audiovisual que al menos escucho una vez cada 24 horas… y que recoge entre otras pautas el consejo que de forma sabia y generosa me recomienda.
    Quiero compartirlo con todos los amigos de este blog. Pongan abundancia en su vida… porque la abundancia forma parte de nuestra naturaleza…es nuestra NATURALEZA misma y "El amor es lo único que crece cuando se reparte". (Antoine de Saint-Exupery).

    Lo prometido es deuda:

    youtu.be/xw5b1Kzp7H4

    P.D: Mi espíritu está en Ibiza pero también en Palma, en Madrid… y en Dominicana, Brasil, Bali, Nepal, India, Madagascar, en la Ruta Maya, en Tierra de Fuego, Mar de Plata, Punta del Este…

    Y Otro Post Data: Aprendiendo a vivir el momento, en pequeños sorbos… pasando poco a poco de ser el esforzado e inagotable (y muchas veces cansino hasta para mismo porque me paso de revoluciones) Espiritudeibiza a ser el ESPIRITUDEIBIZA con mayúsculas, un alma que se convierte en viento:

    youtu.be/uY0xFhZsd5w

  • Espiritudeibiza

    Bienvenida a tu tierra Pilar !! (en mi caso solamente es mi Tierra en Espiritu)

    Siento que estaba escrito (Maktub) que volvieras a tu tierra desde la que un día te viste empujada a irte por las circunstancias como explicaste a todos en "los años que no existieron". Todo será para bien. Son momentos de crecimiento tanto para ti como para Oscar, Mario… y hasta para Diana. De los que vais a salir mas fortalecidos y unidos que nunca (y ya es decir)… Además los tienes (y te tienen) a tiro de piedra…

    ¿Qué puedo decir del post? Todo ternura, amor y sensibilidad. Absolutamente conmovedor… A veces intento ser de piedra… Pero no se puede serlo cuando alguien expresa sentimientos a través de las palabras como tú lo haces… Me has hecho llorar por dentro…

    El post es una muestra gráfica del porqué se te quiere… 2 frases atemporales:

    "El amor más fuerte y más puro no es el que sube desde la impresión, sino el que desciende desde la admiración" (Santa Catalina de Siena).

    "Amar es decirle a alguien tú no morirás jamás" (Gabriel Marcel).

    • admin Autor

      No, Señor Espíritu, por favor: no se nos torne de piedra.

      Que sepa Usted que se ha ganado el quesito al mejor conocedor de este blog. Como un día aparezca en Atrapa un Millón cualquier pregunta al respecto de estos posts, quedo tranquila, que se marcha Usted abrazado a un gran fajo de billetes.

      Y para acabar, a modo de otro Post Data, un consejo: No llore por dentro, que de todos es sabido (y en las letras que anteceden queda demostrado), que las lágrimas como lágrimas que son buscan salir y por ese motivo la sabia naturaleza hasta nos provee de agujeros que faciliten ese cometido. Deje que el agua, siempre, siempre… siga los cauces que quiera seguir y cuando es en forma de lágrimas, pues es rodar por las mejillas, caer al suelo y a veces, incluso; hasta convertirse en charcos. Y además, como que camina uno como mucho más ligero luego…

      Gracias como siempre.

      Aún otro P.D. Qué curioso, que estés en Ibiza sólo a modo de espíritu y en cierta forma yo escribiera este post como si fuera sólo el cuerpo el que viajara, dejando mi espíritu en un sofá en Palma…

  • dolega

    Esto me pasa por leer solo la entrada del mail:(
    Ya me he dado las dos guantadas.
    No te pongas tristeeee, que verás que se buscan la vida de maravilla. Y por favor , ¡no llores encima del mostrador de la pescadería del Mercadona!
    Esperamos noticias del discurso.
    Besazo y disculpas por el lapsus.

    • admin Autor

      Cariño, quédate tranquila, que yo lo tomé no como que me leyeras a cachos, sino como que querías cambiar el tono de los comentarios, que ya estaban todos mis lectores melancólicos y a punto de lanzarse en brazos del alcohol. Gracias por tus palabras. Que sepas que te has ganado un pedazo de playa bien grande; de esa de Salinas con arena blanca y con vistas a un buen surtido de tíos en pelotas.

      Besazo de vuelta y por favor, ¡lapsusea a discreción!

  • dolega

    Verdad como la vida misma. Cuando uno ha andado por esos mundos de Dios ya se vuelve uno menos remilgada y empieza a practicar el "lo que no mata,engorda". Pero me has dado mucha envidia, pero mucha, mucha.
    Yo tengo nostalgia de mar, siempre tengo nostalgia de mar…
    Saludos

  • Territorio sin dueño

    Claro! es muy bonito por tu parte…"ya no lloro más" voy a hacer llorar a los demás.
    Sin desayunar y me tengo que leer esto, y como eres una jodida y lo explicas tan bien, he sentido toda la penita y desasosiego en la boca del estómago, de esa que no te deja respirar bien y te hace suspirar.
    ¿Que te puedo decir? que haces lo que tienes que hacer, que es una gran oportunidad para ti, que seguro que te va a encantar y que no hay quien te quite esa pena sea o no racional, y que eso te honra y que en realidad, ya lo sabes, pero estás a tiro de piedra, no te vas a 1000 km de ellos, pero la penita se pasa igual hasta que todo se asiente y de nuevo lo tengas todo bajo control y organizado.
    Un beso muy fuerte y toda mi empatía y cariño.

    • admin Autor

      ¡Jajajaja! Creo que tiene que ver con aquello de la cadena de favores, sólo que en este caso, es de lágrimas 😉 ¡Corre, que ahora te toca a ti poner sensiblero a alguien! Y nos vamos conociendo: armas no te faltan.

      Ya lo sé, ¡si estamos muy cerca! Y además, el traslado es facilísimo y prácticamente todas las semanas iré o vendrán, salvo cuando esté de viaje en que tendrán que cambiar mi presencia por postales y además, que ya va siendo hora de que "mi orden" se ciña al metro cuadrado en el que yo me encuentre para que cada cual vaya descubriendo "su orden". Y lo van a hacer genial. Son tíos estupendos. Hasta mi hija es una tía estupenda 😉

      Gracias por tu empatía y tu cariño. Valen un montón. Un beso desde "mi pueblo" 😉

  • Macondo (Chema Almudévar)

    Siempre nos tendrás a nosotros. No voy a ser tan tonto de pensar que es lo mismo, pero también te queremos, ¡coño! Y a nosotros sí que nos da igual que estés en Barcelona, en Ibiza o en Santo Domingo. Si necesitas un achuchón que recibir o una espalda que rascar ya sabes dónde estamos. Se te quiere, preciosa. Muchos besos.

    • admin Autor

      Nada es lo mismo en la medida exacta de que todo es igual y eso a mí, me parece tan maravilloso que no puedo más que escribir, escribir, escribir.

      Jo, ahora es cuando me pongo colorada… Que me queréis, dices 😉 ¡mola! A ratos no me acostumbro a eso de que hay quien recibe y hasta espera tus palabras, pero… lo dicho ¡mola!

      Un beso desde una Ibiza bastante desordenada para mi gusto, pero con una luz preciosa. Esta tarde tengo que dar un discurso. Ya os contaré que tal me sale 😉