La foto de Firoj


¿Influir? ¿Qué es exactamente influir?

Tenía claro con todo el experimento de las fotos Fujifilm Instax Semilla para el Cambio que no iba a “influir”, entendiendo en cada caso decirle a un niño: “No, haz esta foto así.” Las pautas eran claras. Quería provocar su creatividad y por eso, para 20 fotos había 10 temas; 9 comunes, 1 “especial” y el resto eran imágenes libres.

La foto de Firoj, otro Post Data, Fujifilm Instax Semilla para el Cambio, slums, niños, ONG

Comunes, como “familia”, “mi mejor momento del día”, “yo”… Que fácilmente podía ser interpretado como un retrato de familia, la hora de los juegos o un selfie, pero no… Cada retrato de familia, es distinto. Ellos lo dispusieron así, aquí o allí.
Cada versión de lo que es “yo” la pensaron, incluso días.

Quizá nuestros niños en occidente puedan malgastar cientos de selfies hasta encontrar el ángulo en que salen “monos”. Tantos como dé de sí la memoria de la tarjeta de su smartphone última generación. Aquí no, aquí “jugábamos en otra liga”.

Por favor, piensa: si tuvieras una única oportunidad de mostrarme a través de una foto que es “yo”, para ti, ¿qué foto sacarías?

Pero influir era decir: “Para, respira, ¿Seguro que has mirado todos los ángulos? Sube a una silla (es una manera de hablar, en los slums no hay sillas), tírate al suelo, y si les cambias de sitio, ¿cómo cambia la luz?” Y yo, en unos días irrepetibles sentía el placer de verlos mirando a través de la mínima ventana de una cámara y pedirme, incluso, que me asomara porque querían compartir atónitos la maravilla de lo que cambiaba un rostro y, cuando ya estaban SEGUROS… Hacían click.

Y luego hay fotos, como un niño escondiéndose de mí tras una columna de bambú entre sacos de basura (porque viven, viven, viven entre sacos de basura) y fotografiarle yo, desde mi cámara y ver que aparece Firoj corriendo, que me ha descubierto desde lejos y él también quiere ver ese espacio del mundo que asoma por la ventanita. Pero la foto cambia, porque la reacción del niño del bambú es totalmente distinta. Con Firoj no se esconde, sino que sale con la curiosidad (de un niño, sea de la basura o no) preguntándose qué está haciendo.

Y eso, que solo quería contaros que la foto de Firoj es mucho mejor que la mía y que yo… Me alegro mucho.

La foto de Firoj, otro Post Data, Fujifilm Instax Semilla para el Cambio, niños, slums, ONG


Entradas relacionadas:

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.