Las verdaderas ruinas de Atenas


las verdaderas ruinas de Atenas, otro Post Data, crisis griega, expolio

Estas son las verdaderas ruinas de Atenas, al menos… hoy.

Visité el museo de la Acrópolis y fue una franca decepción, pero a la vez, no una sorpresa. Yo ya sabía la pobreza en restos de la que fuera la inmensamente rica cultura helénica.  Así, estatuas, columnas o muros en yeso sirven de ayuda para que la imaginación del visitante haga el resto, y entre medias, mínimos pedazos originales. Meros parches remanentes de aquellos tesoros de antaño.

Se suman aquí dos factores igualmente miserables: 

Primero, el expolio de otras naciones que cuentan en su haber con más restos que el propio país de origen. Pongamos por ejemplo Grecia, pongamos por ejemplo el British Museum, el Louvre de París o el Metropolitan de Nueva York donde uno necesita días para poder atender tantos tesoros.

Y aquí un largo debate, ¿deben devolverlo? Aunque pareciera que la respuesta fácil es un rotundo SÍ, por favor, esperad al siguiente punto y ya, luego, opinamos.

El otro factor es aquel que llamaron «crisis La crisis que sacudió más que a nadie a los denominados territorio PIGS (cerdos en inglés): Portugal, Italia, Grecia y España (con la S de Spain). En el caso de Grecia dio lugar a abandonar cualquier presupuesto dedicado a algo tan prescindible como la cultura cuando la deuda externa ahoga. Se abandonaron excavaciones, se recortó en vigilancia en museos mientras se multiplicaban, a la par, los robos y las excavaciones ilegales.

Un taxista en Corinto nos contó cómo un par de vecinos excavaron sacando a la luz dos estatuas que posteriormente trataron de vender al propio ayuntamiento.

En Atenas se han robado hasta las estatuas de las plazas.

Y mientras, en cualquier lugar del corazón de la ciudad, casas, edificios abandonados en verdadero peligro de derrumbe.

Los mendigos de la calle aparecen de rodillas en una acera con un par de niños a los pies. Hay mujeres amamantando con una mano extendida. Como si siguiera en India, los niños se acercan a las mesas de los restaurantes pidiendo que les compres una flor o que les des algo que comer. ¿Son o no son las verdaderas ruinas?


Entradas relacionadas:

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.