la distancia de nuestros miedos


a qué distancia tienes tus miedos, otro Post Data, valor, terror, escapar, enfrentar, superar, fotografía, Pilar Ruiz Costa, slums, India

¿A qué distancia tienes tus miedos? Todos, todos tenemos miedos que, a nada que nos descuidemos, nos pueden comer.

Pero no depende de lo cerca que los tengamos, si no precisamente de lo opuesto: de desde a cuánta distancia les permitamos asustarnos.

Imagina, por ejemplo, que te da miedo aquello que, lo siento mucho, pero una vez, hace mil años, te sucedió. Bastante terrible fue, aquello, da igual qué, pero en vez de dejarlo atrás, decides cargarlo. Te entiendo, pero por favor entiéndeme tú a mí cuando te digo que es un error. Un lastre innecesario, ¿verdad que me das la razón?

Déjame ponerte un ejemplo. En el (precioso) proyecto Fujifilm Instax Semilla para el Cambio, aquellos niños de los slums tenían 20 fotos para retratar 10 temas. Uno era “algo (o alguien) que me da miedo”, y esta situación de la foto se dio con frecuencia.

Una niña me decía, por ejemplo: “me dan miedo los bueyes, pero no cualquier buey. Me dan miedo los oscuros que tienen una gran giba”. Y ahí que andábamos, por las calles que rodean los slums de Benarés buscando un buey ¡No cualquier buey! Uno TERRIBLE.

Entonces, presa del miedo se disponía a tomarle una foto.

Lo encuadraba y se daba cuenta de que, desde el objetivo, estaba muy lejos y se acercaba más. Y luego quizá, más. Y luego, de nuevo, un poco más.

Luego veía que así apenas se veía (el objeto de su miedo) desde arriba, así que se agachaba, donde poder mirar al terror a los ojos.

Cerca y a los ojos, hacía click y la cámara escupía una foto. A menudo se quedaba en esa posición, vulnerable a escasa distancia y más pendiente de una cámara que de huir porque a lo mejor, si no le convencía la foto, la iba a repetir. Se acercaría, si hacía falta, incluso más.

Otras veces, simplemente miraba con satisfacción la foto y me decía encogiéndose de hombros: “Pues no da tanto miedo”. Y yo, me la comería a besos porque era consciente de que había logrado mil veces más que una buena foto, pero en lugar de eso la miraba, me encogía de hombros y le decía que “No, no da tanto miedo” y ya le preguntaba cuál era la siguiente foto que quería hacer.


Entradas relacionadas:

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.