El hombre más enfadado del mundo


El hombre más enfadado del mundo, otro Post Data

Igual Ismael fue el hombre que nació más enfadado del mundo. No lo digo por nada más que por su gesto. Miradlo. Enfadado. A saber por qué. Tendría sus motivos y, por lo que fuera, ya fueron, porque enseguida se tornó en un tipo afable y no, como, sólo por criticar parientes cercanos, algunos de sus tíos.

Yo, que siempre he tenido embarazos de elefanta, sin faltar, que no por las toneladas ganadas, sino que mis hijos, al menos los propios, nunca mostraron prisa por nacer. La primera se retrasó 1 día. “Pero eso es porque es la primera, los demás luego siempre se adelantan”, me dijeron. Y 7 días el segundo y como 14 el tercero, pero de “retraso”. Y yo, que no quería eso que decían “provocar” el parto. Será que soy de letras más que de números, pero a mí que alguien me dijera que una persona -y por más inri, todas las demás- tardan en gestarse “40 semanas”, era una matemática que no me parecía tan defendible. Me sonaba como cuando mi madre no me dejaba salir y me decía: “Porque sí” y si continuaba mi protesta: “Porque lo digo yo”. Pero con Ismael… Tuvo su gracia.

La noche de San Juan la pasamos juntos, malcriando a su madre (porque por aquel entonces sólo la quería a ella) sabiendo que a las 8 de la mañana nos íbamos, con premeditación y alevosía a que la pusieran de parto. Otros. No ella. Ni él. Otros. Los tiempos que avanzan que es una modernidad.

Ella incluso lo entendía y yo sé, que si en vez de ella, siguiera siendo yo, no, no, no. Que no me daría la gana entenderlo.

Y sin imaginarlo JAMÁS, pero ADEMÁS, pude estar en su parto, que significa haber estado en el parto de mi hija 2 veces. Tal día como hoy, sorpresas que te da la vida… Y yo que aún no me explico, por que nació tan enfadado.


Entradas relacionadas:

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.