En el Día del Padre…


en el Día del Padre, otro Post DataMi padre murió en el 2015. Me corté el pelo y desmonté la vida que provisionalmente (pero durante 3 años) había montado en Ibiza para estar cerca el último tiempo que le quedara. Se lo debía: a mi madre, a mis hermanos, a la propia Ibiza.

Y sin embargo, que nadie se equivoque, no nos llevábamos bien… De hecho, no nos llevábamos en modo alguno, pero es que él era un personaje curioso y yo no fui ni remotamente parecida a la hija que hubiera querido tener.

Todo él era un misterio. De dónde venía, qué había dejado atrás, qué vida tenía antes de aterrizar de la nada en Ibiza sin conocer a nadie y plantarse en solo 4 años casado y con 4 hijos (en la foto estamos Víctor, Pablo y yo, pero aún falta por llegar el benjamín de la familia, Lolo).

Sordo, hijo de sorda, huérfano de padre… Una sola vez fuimos mi hermano Víctor y yo a Murcia a conocer a aquella enorme familia dejada atrás. Tenía yo 3 años y nunca más volvimos.

Le gustaban las películas en blanco y negro: El Gordo y El Flaco, Cantinflas, Harold Lloyd y las películas del oeste, y así se pasaba horas, horas, sin querer que ninguno le molestara. Yo menos que nadie y me espantaba con un sopapo sin titubear.

También le gustaba la vuelta ciclista. Y los toros. Y Peret. Y Manolo Escobar. Y esos trajes de torero y flamenca los compró incluso antes de que naciéramos y repetía una y otra vez que él siempre soñó con tener un hijo torero o un bailaor. Pero a mí me horrorizaba aquella tortura (por aquel entonces bien vista) y no entendía el dolor que también transmitían los cantaores.

Nunca jamás tuvo algo parecido a una conversación conmigo. Nunca jamás. Nunca me hizo una sola pregunta sobre… cualquier cosa y a las mías contestaba con un «quita, quita» y un manotazo o gritando a mi madre para que me quitara de en medio.

Y sin embargo, la casa no es la misma sin él… Dejó un vacío insustituible y daría lo que fuera por verle una sola vez sostener a la hija de Lolo. Seguro que diría que tiene cara de flamenca o algo así. Y después… nos echaría a todos. Vaya, vaya que sí.


Entradas relacionadas:

 


Pilar Ruiz Costa

Acerca de Pilar Ruiz Costa

Me dedico a la Comunicación y a los eventos desde hace muchos, muchos años. Contadora de historias con todas las herramientas que la tecnología pone a mi alcance.

otro Post Data, el blog de Pilar Ruiz Costa


Antes de suscribirte es importante que conozcas nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.